Seleccionar página

Decorar nuestra casa para Navidad puede ser algo aburridor o algo con sentido. Recordar el amor original, cuando por primera vez armamos el pesebre, o el árbol, cuando fuimos consiguiendo las decoraciones, nos puede llevar a vivir el momento presente con cariño. Priorizar lo que es significativo, lo que nos representa, lo que refleja nuestras creencias, dejando de lado lo que ya no nos mueve el corazón o ha pasado a ser una carga pesada, hace que el proceso sea de mayor gozo. Menos es más. En este caso, en el ambiente navideño de la casa, darle prelación al compartir, al construir juntos algo bonito que nos anime y nos transmita el mensaje de amor del Niño Dios y nos recuerde el verdadero significado de esta bella historia de amor, es mucho mejor que llevar una carrera a toda prisa por atiborrar de objetos navideños la casa y de llenarnos de ruido. Decorar la casa tiene sentido si nos ayuda a vivir desde la paz y el amor esta época navideña, juntos como familia, en un ambiente sereno y conservando las tradiciones que nos llenan el alma y descartando lo que nos causa tensión o malestar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, click en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Tips para organizarte.

Infografía con 5 ideas para mejorar tu calidad de vida.

Revisa tu correo, tu regalo va en camino.

Share This